APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid) Información al ciudadano

Información al ciudadano: Documentos de interés para los ciudadanos sobre diferentes materias relacionadas con el medio ambiente madrileño.

La responsabilidad medioambiental y sancionadora por las electrocuciones de avifauna protegida

La responsabilidad medioambiental y sancionadora por las electrocuciones de avifauna protegidaLa electrocución de aves rapaces en los tendidos eléctricos es la principal causa de muerte no natural de las mismas. Con este estudio jurídico se pretende dar una visión de la problemática jurídica para tratar de forzar a los titulares de los tendidos eléctricos a que asuman su responsabilidad medioambiental y procedan a modificar los tendidos eléctricos con el objetivo de evitar esas muertes, y asumiendo los costes de la inversión.

Leer más...

Uso de vehículos a motor en el medio natural madrileño

El ciudadano tiene el derecho y el deber de informarse, APAF-Madrid pone a disposición de todos nuestro apartado de “Información al Ciudadano” con esta nueva entrega “Uso de vehículos a motor en el medio natural madrileño”.

Cuando circule con vehículo a motor debe saber en todo momento por donde lo hace ya que, en la práctica totalidad del medio natural de la Comunidad de Madrid está prohibida, limitada o restringida la circulación motorizada. El desconocimiento de la normativa no exime de su cumplimiento, incluso en ausencia de la señalización correspondiente.

Leer más...

Envenenamientos de fauna

Envenenamientos de faunaLos Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid solicitamos al personal de las clínicas veterinarias y a los ciudadanos su colaboración para evitar la muerte de fauna silvestre por uso de venenos, así como la impunidad de los infractores por este motivo.

Envenenar a la fauna está considerado como un delito por el Código Penal.

Cartel “Envenenamientos de fauna”

 

Leer más...

Empleo del fuego y quemas controladas en el medio natural

Empleo del fuego y quemas controladas en el medio naturalPonemos a tu disposición toda la información referente a las medidas preventivas para el uso del fuego y quemas controladas en el medio natural madrileño, con explicación de los diferentes casos que se pueden dar y como conseguir las diferentes autorizaciones.

El papel de los agentes forestales en el control de estas medidas es imprescindible para el buen desarrollo de las mismas y la conservación de nuestros montes.

Leer más...

Documentación que deben de llevar las rehalas y los perros

Documentación que deben de llevar las rehalas y los perros de cazaLos titulares de rehalas o particulares con perros deben de llevar consigo la documentación que se detalla cuando salgan al medio natural madrileño, y que podrá ser requerida por los agentes forestales.

Explicamos a continuación los diferentes casos que vienen regulados en la normativa estatal y autonómica, y cuya competencia es del Área de Protección Animal de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Documentación que deben de llevar las rehalas y los perrosDocumentación que deben de llevar las rehalas y los perros

Leer más...

Análisis de impactos de líneas eléctricas sobre la avifauna de Espacios Naturales Protegidos. Presentación y Manual para la valoración de riesgos y soluciones

Análisis de impactos de líneas eléctricas sobre la avifauna de Espacios Naturales Protegidos con presentación del estudio de investigación y manual, que consta de dos guías:

- Evaluación de la peligrosidad de apoyos en líneas eléctricas de distribución y para la adopción de medidas correctoras.

- Medidas correctoras anticolisión y electrocución.

Leer más...

Reutilización de depósitos o envases que han contenido productos tóxicos o peligrosos.

Reutilización de depósitos o envases que han contenido productos tóxicos o peligrosos. Reutilización de depósitos o envases que han contenido productos tóxicos o peligrosos.

La reutilización de depósitos, contenedores, recipientes o envases que hayan contenido productos tóxicos o peligrosos, puede suponer un grave peligro para la salud pública, la cadena alimentaría, los acuíferos, los suelos y en general para el medio ambiente.

Además es una infracción administrativa y podría incluso llegar a ser un delito.

No los compre ni los reutilice nunca para regar, para las obras, para dar de beber a los animales, para consumo humano, ni para cualquier otro uso. No recurra nunca al mercado ilegal de 2ª mano ni adquiera ninguno de dudosa procedencia por ahorrar dinero; a la larga le puede costar muy caro. Bajo ningún concepto los lave, los recicle ni quite el etiquetado. Cómprelos siempre nuevos, por su bien y el de todos.

Tampoco debe reaprovechar como depósitos de agua, camiones cisterna en desuso o tanques de combustible.

Si actualmente usted es poseedor de depósitos, contenedores, recipientes o envases que hayan contenido productos tóxicos o peligrosos o lo sospeche, deberá entregarlos a la mayor brevedad posible a un gestor autorizado o llevarlos a un punto limpio. No los tire en lugar distinto ni los abandone.

No dude en denunciar la venta o reutilización ilegal de depósitos.

 

Reutilización de depósitos o envases que han contenido productos tóxicos o peligrosos

Estireno y pictograma de nocivo e inflamable

Estireno y pictograma de nocivo e inflamable

Etilenglicol y pictograma de nocivo

Etilenglicol y pictograma de nocivo

Acido clorhidrico y pictograma de corrosivo

Acido clorhidrico y pictograma de corrosivo

NORMATIVA:

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal

LIBRO II-DELITOS Y SUS PENAS.

TITULO XVII-DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD COLECTIVA.

CAPITULO III-DE LOS DELITOS CONTRA LA SALUD PÚBLICA.

Artículo 363.

Serán castigados con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de tres a seis años los productores, distribuidores o comerciantes que pongan en peligro la salud de los consumidores:

1.- Ofreciendo en el mercado productos alimentarios con omisión o alteración de los requisitos establecidos en las leyes o reglamentos sobre caducidad o composición.

2.- Fabricando o vendiendo bebidas o comestibles destinados al consumo público y nocivos para la salud.

3.- Traficando con géneros corrompidos.

4.- Elaborando productos cuyo uso no se halle autorizado y sea perjudicial para la salud, o comerciando con ellos.

5.- Ocultando o sustrayendo efectos destinados a ser inutilizados o desinfectados, para comerciar con ellos.

Artículo 364.

1. El que adulterare con aditivos u otros agentes no autorizados susceptibles de causar daños a la salud de las personas los alimentos, sustancias o bebidas destinadas al comercio alimentario, será castigado con las penas del artículo anterior. Si el reo fuera el propietario o el responsable de producción de una fábrica de productos alimenticios, se le impondrá, además, la pena de inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio de seis a diez años.

2. Se impondrá la misma pena al que realice cualquiera de las siguientes conductas:

1.- Administrar a los animales cuyas carnes o productos se destinen al consumo humano sustancias no permitidas que generen riesgo para la salud de las personas, o en dosis superiores o para fines distintos a los autorizados.

2.- Sacrificar animales de abasto o destinar sus productos al consumo humano, sabiendo que se les ha administrado las sustancias mencionadas en el número anterior.

3.- Sacrificar animales de abasto a los que se hayan aplicado tratamientos terapéuticos mediante sustancias de las referidas en el apartado 1.

4.- Despachar al consumo público las carnes o productos de los animales de abasto sin respetar los períodos de espera en su caso reglamentariamente previstos.

Artículo 365.

Será castigado con la pena de prisión de dos a seis años el que envenenare o adulterare con sustancias infecciosas, u otras que puedan ser gravemente nocivas para la salud, las aguas potables o las sustancias alimenticias destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas.

Artículo 366.

En el caso de los artículos anteriores, se podrá imponer la medida de clausura del establecimiento, fábrica, laboratorio o local por tiempo de hasta cinco años, y en los supuestos de extrema gravedad podrá decretarse el cierre definitivo conforme a lo previsto en el artículo 129.

Artículo 367.

Si los hechos previstos en todos los artículos anteriores fueran realizados por imprudencia grave, se impondrán, respectivamente, las penas inferiores en grado.

 

Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

Artículo 3. Definiciones.

A los efectos de la presente Ley se entenderá por:

c. Residuos peligrosos: aquellos que figuren en la lista de residuos peligrosos, aprobada en el Real Decreto 952/1997, así como los recipientes y envases que los hayan contenido. Los que hayan sido calificados como peligrosos por la normativa comunitaria y los que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea o en convenios internacionales de los que España sea parte.

Artículo 11. Posesión de residuos.

1. Los poseedores de residuos estarán obligados, siempre que no procedan a gestionarlos por sí mismos, a entregarlos a un gestor de residuos, para su valorización o eliminación, o a participar en un acuerdo voluntario o convenio de colaboración que comprenda estas operaciones.

En todo caso, el poseedor de los residuos estará obligado, mientras se encuentren en su poder, a mantenerlos en condiciones adecuadas de higiene y seguridad.

En el supuesto de residuos de construcción y demolición, el poseedor de dichos residuos estará obligado a separarlos por tipos de materiales, en los términos y condiciones que reglamentariamente se determinen.

2. Todo residuo potencialmente reciclable o valorizable deberá ser destinado a estos fines, evitando su eliminación en todos los casos posibles.

3. El poseedor de residuos estará obligado a sufragar sus correspondientes costes de gestión.

Artículo 33. Responsabilidad administrativa.

1. A efectos de lo establecido en este Título, los residuos tendrán siempre un titular responsable, cualidad que corresponderá al productor, poseedor, o gestor de los mismos.

2. Sólo quedarán exentos de responsabilidad administrativa quienes cedan los residuos a gestores autorizados para realizar las operaciones que componen la gestión de los residuos, y siempre que la entrega de los mismos se realice cumpliendo los requisitos establecidos en esta Ley y sus normas de desarrollo, así como los que establezcan, en su caso, las normas adicionales de la respectiva Comunidad Autónoma. En todo caso, la cesión ha de constar en documento fehaciente.

 

Ley 5/2003, de 20 de marzo, de Residuos de la Comunidad de Madrid.

Artículo 4. Definiciones.

4. Residuos peligrosos:

- Aquellos que figuren en la lista de residuos peligrosos aprobada en la legislación estatal.

- Los que, sin estar incluidos en la lista citada, tengan tal consideración de conformidad con lo establecido en la normativa estatal.

- Los que hayan sido calificados como peligrosos por la normativa comunitaria y los que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea o en convenios internacionales de los que España sea parte.

- Los recipientes y envases contaminados que hayan contenido residuos o sustancias peligrosas.

Artículo 70. Responsabilidad.

1. A efectos de lo establecido en este Título, los residuos tendrán siempre un titular responsable, cualidad que corresponderá al productor, poseedor o gestor de los mismos.

2. Sólo quedarán exentos de responsabilidad administrativa quienes cedan los residuos a gestores autorizados o registrados al efecto, según proceda, y siempre que la entrega de los mismos se realice cumpliendo los requisitos establecidos en la legislación aplicable. En todo caso, la cesión ha de constar en documento fehaciente.

 

Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases.

Artículo 12. Entrega de los residuos de envases y envases usados.

El poseedor final de los residuos de envases y envases …, deberá entregarlos en condiciones adecuadas de separación por materiales a un agente económico para su reutilización, a un recuperador, a un reciclador o a un valorizador autorizados.

 

Real Decreto 782/1998, de 30 de abril, por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases.

Artículo 12. Entrega de los residuos de envases y envases usados.

1. De acuerdo con lo establecido en el primer párrafo del artículo 12 de la Ley 11/1997, el poseedor final de los residuos de envases y envases usados deberá entregarlos, en condiciones adecuadas de separación por materiales, a un agente económico para su recuperación, reutilización, reciclado o valorización, salvo que una disposición específica exija para ellos un método determinado de gestión.

 

Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba, el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos.

Artículo 47. Titular responsable.

1. A todos los efectos, los residuos tóxicos y peligrosos tendrán siempre un titular responsable, cualidad que corresponderá al productor o al gestor de los mismos.

2. La titularidad originaria se atribuirá a los productores de residuos. También se considerará titularidad originaria la del poseedor del residuo que no justifique su adquisición conforme a este Reglamento.

3. Las cesiones sucesivas producirán transferencia de titularidad, cuando los residuos sean aceptados para su gestión en instalación autorizada, siempre que la cesión se haya realizado conforme a lo dispuesto en la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos y en el presente Reglamento y conste en el documento de aceptación del gestor.

subir

 

La señalización de los cotos de caza

La señalización de los cotos de caza La señalización de los cotos de caza

Todos los terrenos acotados deben de estar perfectamente señalizados, esta se efectuará con carteles, señales distintivas y rótulos en rocas, muros, tapias, a lo largo de todo su perímetro exterior e incluso interior en los casos de que existan enclavados.

La colocación de estos carteles y señales se hará de tal forma que su leyenda o distintivo sea visible desde el exterior del terreno señalizado. Y deben estar perfectamente colocados, tanto en altura como en distancia.

Las señales de primer orden o carteles se colocaran necesariamente en todas las vías de acceso que penetren en el territorio en cuestión y en cuantos puntos intermedios sean necesarios para que la distancia entre dos carteles no sea superior a 600 metros.
Entre las señales anteriormente citadas se situarán las de segundo orden, con distancias máximas de una a otra de 100 metros. Estas señales de segundo orden consistirán en distintivos normalizados o bien en rótulos pintados en rocas, muros, tapias, etc.

Toda la señalización deberá estar colocada de forma tal que un observador situado ante uno de los carteles o señales tenga al alcance de su vista a los dos más inmediatos.

- SEÑALES DE PRIMER ORDEN O CARTELES

- SEÑALES DE SEGUNDO ORDEN (DISTINTIVOS NORMALIZADOS)

- RÓTULOS

- CHAPAS DE MATRÍCULA

- CARTELES PARA PALOMARES

- NORMATIVA

 

SEÑALES DE PRIMER ORDEN O CARTELES

Las señales de primer orden o carteles deberán reunir las siguientes características:

- Material: Cualquiera que garantice su adecuada conser­vación y rigidez.

- Dimensiones: 33 por 50 centímetros, con un margen de to­lerancia del 10 por 100 en cada dimensión.

- Altura desde el suelo: Entre 1,50 y 2,50 metros.

- Colores: Letras negras sobre fondo blanco.

- Dimensiones de las letras: Altura, ocho centímetros; ancho, un centímetro, con excepción de los casos de “Reserva nacional de caza” y “Refugio nacional de caza”, en los que la palabra “nacional” podrá tener menores dimensiones para adaptarse al tamaño del cartel.

- Leyenda: La que corresponda a su régimen cinegético:

“Coto privado de caza”.

“Coto local de caza”.

“Coto social de caza”.

“Refugio de caza”.

“Refugio nacional de caza”.

“Caza controlada”.

“Parque nacional”.

“Reserva nacional de caza”.

Se ajustarán a los siguientes dibujos:

Señales de primer orden o carteles de los cotos de caza

SEÑALES DE SEGUNDO ORDEN (DISTINTIVOS NORMALIZADOS)

Las señales de segundo orden (distintivos normalizados) deberán reunir las siguientes características:

- Material: Cualquiera que garantice su adecuada conserva­ción y rigidez.

- Dimensiones: 20 por 30 centímetros,

- Altura mínima desde el suelo: Entre 1,50 y 2,50 metros.

- Colores (en diagonal): Parte superior derecha, en blanco. Parte inferior izquierda, en negro.

- Sin leyenda

Se ajustarán al siguiente dibujo:

Señales de segundo orden de los cotos de caza

RÓTULOS

Se podrán pintar en rocas, paredes, muros, etc., en letras mayúsculas, de cualquier color que contraste con el del fondo, y cuyas dimensiones mínimas sean de 15 centímetros de altura y tres centímetros de grueso.

En los casos de cotos privados, locales o sociales, la leyenda del rótulo será únicamente “Coto de caza”.

Rótulos de los cotos de caza

CHAPAS DE MATRÍCULA

En los carteles de primer orden, correspondientes a “Cotos privados de caza” y “Cotos locales de caza”, se colocará una chapa matrícula, que deberá reunir las siguientes características:

- Material: Chapa metálica.

- Dimensiones: 3 por 13 centímetros.

- Color: El propio del metal.

- Letras y números: Grabados o moldeados en la misma chapa.

- Altura de las letras y números: 1,5 centímetros,

Chapas de matrícula de los cotos de caza

CARTELES PARA PALOMARES

Los palomares industriales deberán señalizarse a 1.000 metros de distancia en los caminos, accesos y puntos destacados, con carteles de características similares a los de primer orden, cuya leyenda será “Palomar industrial a 1,000 metros” y una flecha indicadora.

Se colocará de tal forma que la flecha indique la dirección en que se encuentra la explotación.

Dichos carteles llevarán una chapa con el número de la autorización, cuyas dimensiones serán las mismas que las de la matrícula de los cotos.

Carteles para palomares

NORMATIVA:

La Comunidad de Madrid en lo relativo a la actividad cinegética se rige por la legislación estatal, en lo relativo a la señalización de los acotados es de aplicación la siguiente normativa:

Ley 1/1970, de 4 abril, de Caza (BOE nº 82, de 6 de abril de 1970)

- Artículo 15. Cotos de caza.

8. Los cotos de caza deberán ostentar en sus límites a todos los aires las señales que reglamentariamente se determinen.

 

Decreto 506/1971, de 25 marzo, Reglamento para la ejecución de la Ley 1/1970, de Caza (BOE nº 76 y 77, de 30 y 31 de marzo de 1971)

- Artículo 10. De los terrenos sometidos a régimen cinegético especial.

4. a) En los terrenos sometidos a régimen cinegético especial se dará a conocer materialmente tal condición por medio de carteles indicadores cuyos modelos serán establecidos oficialmente por el Servicio. Estos carteles deberán estar colocados de forma tal que un observador situado en uno de ellos tenga al alcance de su vista a los dos más inmediatos, sin que la separación entre carteles contiguos exceda de 100 metros. Cuando medien circunstancias topográficas u orográficas especiales, el Servicio, a petición de parte interesada, podrá autorizar la colocación de carteles cuya separación entre sí no se ajuste a lo anteriormente dispuesto, siempre y cuando tal alteración no sea contraria a la correcta señalización de los terrenos y la distancia entre carteles contiguos no exceda de 200 metros.

b) En las Zonas de Seguridad no será necesaria con carácter general, la señalización obligatoria prevista en el apartado anterior, salvo en los casos que expresamente lo ordene el presente Reglamento o en que por circunstancias de especial peligrosidad lo impongan, para determinados lugares el Gobernador Civil de la provincia o el Servicio.

- Artículo 17. De los cotos de caza en general.

6. La señalización de los cotos de caza, cumpliendo lo previsto en el artículo 10.4 de este Reglamento, deberá hacerse de modo muy especial en sus distintos accesos, al objeto de resaltar en estos puntos la condición de acotado inherente a los terrenos incluidos en el mismo.

- Artículo 18. De los cotos privados de caza.

15. La obligación de señalizar los terrenos que comprenden los cotos privados corresponde a sus titulares, que deberán hacerlo de acuerdo con las condiciones establecidas en los artículos 10.4, a), y 17.6 del Presente Reglamento.

- Artículo 19. De los cotos locales de caza.

13. Es obligación de los adjudicatarios del aprovechamiento cinegético de un coto local de caza la señalización de éste en las condiciones prescritas en los artículos 10.4 y 17.6 del presente Reglamento.

 

Resolución de la Dirección General de Montes, Caza y Pesca Fluvial de 1 de abril de 1971, por la que se dan normas para la señalización de terrenos sometidos a régimen cinegético especial y de los palomares industriales. (BOE nº 92, de 17 de abril de 1971)

 

Orden de 15 de enero de 1973, por la que se dictan normas relacionadas con la señalización de determinados terrenos sometidos a régimen cinegético especial. (BOE nº 19, de 22 de enero de 1973)

subir

 

Criterios técnicos para el tratamiento forestal del encinar madrileño. Podas, limpias y aclareos

Criterios técnicos para el tratamiento forestal del encinar madrileño. Podas, limpias y aclareos.Criterios técnicos para el tratamiento forestal del encinar madrileño. Podas, limpias y aclareos.

Las peculiaridades de la provincia de Madrid exigen que dichas intervenciones se dirijan prioritariamente a la conservación del arbolado, aunque sin olvidar nunca sus aspectos productivos (producción entendida en el más amplio sentido).

1.- INSTRUCCIONES DE PODA.

2.- INSTRUCCIONES DE LIMPIA.

3.- INSTRUCCIONES DE ACLAREO.

4.- PREJUICIOS SOBRE LAS PODAS.

5.- RECUERDA.

NORMATIVA

 

1.- INSTRUCCIONES DE PODA.

A) Lo que no debe hacerse:

- Cortar ramas de más de 12 cms. de diámetro, con corteza, excepto que estén secas o en estado muy decadente.

- Cortar más de un tercio del follaje inicial del árbol.

- Podar fuera del período entre el 1 de Noviembre y el 1 de Abril. (La autorización administrativa de poda prevista en el artículo 3.1 del Decreto 8/1986 de 23 de enero, especificará el plazo concreto autorizado dentro de este período).

- Podar a periodicidad menor de 5 años o antes de que estén suficientemente cicatrizadas las heridas de la poda anterior. (A esta condición se sujetará la posible autorización administrativa repoda citada).

- Utilizar técnicas de poda con criterios de selección de ramas a cortar, o con técnicas de corte diferentes de lo aquí recomendado.

- Podar sin realizar las limpias y aclareos precisos para el correcto guiado del posible regenerado y para la mejor cicatrización de las heridas de poda.

- Podar árboles de menos de 45 cms. de circunferencia con corteza, en las zonas que vayan a pastorearse por ganado mayor.

B) Ramas que pueden cortarse:

- Las muertas, enfermas y moribundas (sin limitación de tamaño).

- Las que pueden deformar el correcto porte del árbol, o las precisas para ir lográndolo en el caso del arbolado joven. Se juzga como porte deseable el “amplio, abierto y equilibrado” tradicional en las podas de producción de bellotas y leñas, considerándose recomendable un fuste largo (al menos 2,5 metros) y tres ramas principales, cuando esto sea compatible con el actual estado del arbolado y con las presentes instrucciones.

- Otras ramas hasta completar la posibilidad (fijada en 1/3 del follaje del árbol), en el siguiente orden de selección:

· Dominadas o dirigidas hacia el interior de la copa.

· Demasiado altas o verticales.

· Otras ramas, dando prioridad a las más próximas a la cruz del árbol.

C) Técnicas y herramientas de poda:

- El corte, liso o inclinado, siempre de la menor dimensión posible y nunca mayor de los 12 cms., se realizará bien ajustado a la rama madre, y sin dejar muñón ni dañar madera distinta de la rama que se corta (Figura Nº 1) y no tocando, bajo ningún concepto, los posibles rodetes de cicatrización preexistentes (Figura Nº 2).

Figura Nº 1    

Técnicas y herramientas de podaTécnicas y herramientas de poda

 

Figura Nº 2

Técnicas y herramientas de poda

 

- No se admitirán desgarros de caída, por lo que será preciso efectuar las oportunas entallas (Figura Nº 3).

Figura Nº 3

Técnicas y herramientas de poda

MAL

Técnicas y herramientas de poda

BIEN

- El corte se podrá efectuar a hacha, sierra manual o motosierra, pero en este caso sólo se autorizará la motosierra ligera de poda, pues las de derribo no permiten una precisión de corte suficiente.

- En zonas urbanizadas y, en general cuando sea posible, como sucede en podas de escasa dimensión (menos de 50 pies), es aconsejable el “embetunado” de los cortes con los productos oportunos.

 

2.- INSTRUCCIONES DE LIMPIA.

Entendemos aquí por limpia la eliminación de la vegetación peor formada, dominada por la encina o competidora de ella, con el fin de mejorar las condiciones de crecimiento y desarrollo de la propia encina.

Las limpias son condición imprescindible para la poda, pues una encina que crece mal, cicatriza mal sus heridas de poda.

Debe limpiarse:

- La carrasca aparecida en la base de la encina.

- La vegetación que recubre el renuevo de encinas, cuidando de no aislarlo pues podría sufrir daños del ganado.

- En las matas existentes, se procederá al resalveo, liberando los pies mejores de la competencia del resto. Este resalveo se realizará sólo cuando los pies resalveados tengan solidez suficiente para resistir el ganado existente en la finca, e irá acompañado de un ligero “guiado”.

- El matorral presente bajo la copa, si este matorral por su dimensión y especie, amenaza el buen crecimiento y cicatrización de heridas de la encina.

 

3.- INSTRUCCIONES DE ACLAREO.

En el aclareo contemplaremos dos casos:

- Cuando el recubrimiento del arbolado sobre el suelo, sea superior al 60% de la superficie de éste, no podrán realizarse podas sin aclarar antes el bosque en el grado que se fije en cada caso por el Personal Técnico de la Comunidad, pues en bosques densos las heridas de poda cicatrizan mal.

- Cuando el recubrimiento del arbolado sobre el suelo sea menor del 60%, podrán realizarse las podas, con las condiciones y criterios fijados en el Decreto 8/1986 y en las presentes instrucciones. En este caso, el aclarado podrá autorizarse hasta un mínimo del 30% del recubrimiento sí, y sólo sí, existe en la finca una planificación a largo plazo que incluya un programa suficiente de regeneración del bosque. En todos los demás casos, sólo se autorizará la corta de árboles muertos por causas naturales.

 

4.- PREJUICIOS SOBRE LAS PODAS.

Los prejuicios que deben combatirse en relación con las podas, y que se escuchan demasiadas veces en el campo son:

A) Las encinas mueren sin podas:

- Es absolutamente falso. Las encinas existen desde millones de años ates de la invención de las podas. Hoy mismo existen encinas de 500 años y más años que no fueron podadas nunca.

- El prejuicio nace del hecho de que las encinas intensamente podadas, acaban por pudrirse por su interior y llegan a caer por tierra e incluso morir, los brotes emitidos acaban por puntisecarse si no se repiten nuevas podas e incluso llegan a desgajarse.

- Las encinas no mueren sin podas sino de las podas abusivas, la necesidad de la poda no nace del árbol sino de anteriores podas mal hechas.

B) Las podas intensas rejuvenecen el arbolado:

- Las podas abusivas intensas conducen a la indeseable situación anterior. El árbol reverdece pero, a base de brotes chupones, del consumo de sus reservas y de la paralización de su crecimiento (como puede verse en los cortes realizados que no producen rodetes de cicatrización).

- Este prejuicio nace de los intereses que se remueven en torno a la producción de leñas. Las podas intensas lo que de verdad hacen es producir más leñas.

- Las podas intensas sólo son buenas en arbolado reviejo. En éste a la corta de ramas muertas, enfermas y moribundas recomendada en estas instrucciones (sin el límite en este caso de los 12 cm.) conducen, de hecho, a una poda suficientemente intensa.

C) Las podas aumentan el crecimiento del árbol:

Está científicamente demostrado que:

- El corte de menos de un 10% del follaje inicial del árbol, si incide sólo sobre el follaje más dominado, puede llegar a favorecer muy ligeramente el crecimiento del árbol.

- El corte desde un 10% hasta el tercio del follaje inicial del árbol, si se cortan las ramas recomendables, aunque reduce ligeramente el crecimiento del árbol, suele mejorar la producción de fruto.

- El corte de más de un tercio del follaje inicial del árbol, por bien que se elijan las ramas a cortar, perjudica gravemente el crecimiento del árbol, y daña la fructificación con la masiva aparición de brotes chupones que provoca.

- Las podas habitualmente aplicadas no aumentan por tanto el crecimiento del árbol sino que lo reducen y a veces gravemente.

 

5.- RECUERDA.

A) La poda del arbolado permite la obtención de leñas y ramón para el ganado y, a causa del desequilibrio que introduce entre la capacidad suministradora del sistema radical y las necesidades de la parte aérea, puede permitirse la mejora de la fructificación del arbolado. También, si se realiza adecuadamente, puede mejorar el árbol desde el punto de vista sanitario.

B) Pero una poda abusiva reduce el crecimiento del árbol, y como este crecimiento es necesario para la cicatrización de las heridas de poda, aumenta los riesgos de que las pudriciones y los insectos ataquen el árbol a través de éstas. Conduce a que las yemas durmientes, que hubieran brotado dando brotes florales que producirían bellotas, den los brotes chupones que denuncian una mala poda (Este aparente rejuvenecimiento es falso).

C) Los árboles pueden presentar ramas de más de 12 cm. de diámetro que sería conveniente quitar. Estas ramas son consecuencia de un excesivo retraso de la poda y nunca se justifica un error – el retraso –, con otro – un corte de imposible cicatrización -. Deben dejarse donde están.

 

NORMATIVA:

- DECRETO 8/1986, 23 DE ENERO. REGULACIÓN DE PODAS, LIMPIAS Y ACLAREOS EN FINCAS DE PROPIEDAD PARTICULAR POBLADAS DE ENCINAS.

- DECRETO 111/1988, 27 DE OCTUBRE, REGULACIÓN DE CORTAS EN LOS MONTES BAJOS O TALLARES DE ENCINA Y REBOLLO DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

 

ACLARACION DECRETO 111/1988, 27 DE OCTUBRE

Su aplicación se refiere sólo a la regulación de cortas en los montes bajos o tallares de encina o rebollo.

Los aprovechamientos de leñas, se realizarán por tres procedimientos:

- A monte bajo sin resalveo tradicional (aplicable a producción clásica de leñas).

- A monte bajo con resalveo tradicional (aplicable a producción clásica de leñas).

- A resalveo intensivo (aplicable a conversiones a montes altos).

- A monte bajo sin resalveo tradicional (Matarrasa).

Puede realizarse cuando no haya razones paisajísticas o selvícolas que lo impidan. Para ello es necesario:

- Respeto del ganado al acotamiento durante 5 años.

- Existencia de resalveos con circunferencia mínima normal de 45 cms. (14 cms. de diámetro) en número no inferior a 400 pies/Ha. Estos resalveos también serán cortados.

- No haber realizado cortas en los últimos 18 años.

- A monte bajo con resalveo tradicional.

Puede realizarse cuando razones paisajísticas o selvícolas aconsejen dejar resalveos. Para ello son necesarias las mismas condiciones que en el procedimiento 1. Los resalveos del apartado B. serán respetados y cortados al fin del 2º turno (36 años).

- A resalveo intensivo.

El recubrimiento de las copas sobre el suelo será, como mínimo, del 66% (la distancia entre bordes de copas será 1/3 el radio de la copa, una vez realizado el tratamiento). Si los pies que quedan después de la selección tienen menos de 14 cms. de diámetro normal, se acotará al ganado vacuno (no lanar, ni caballar) hasta que alcancen el diámetro señalado.

De no cumplirse las condiciones señaladas para alguno de los procedimientos citados, el aprovechamiento no podrá ser autorizado

Otros condicionamientos

- 5 mts. A cada lado de las vías de comunicación no se realizarán aprovechamientos.

- Entre los 20 y 25 mts. a los lados de dichas vías, sólo se permitirá el resalveo intensivo, si se cumplen las condiciones ya exigidas.

- Las fincas entre 20 y 100 Has. Tendrán aprobado un Plan Técnico de Ordenación. Las de mayor cabida o Montes Públicos, un Proyecto de Ordenación. En ambos casos, la redacción corresponderá a un Técnico Forestal competente. La Consejería de Medio Ambiente autorizara las excepciones a las normas de corta aquí expuestas, una vez aprobados dichos documentos.

subir
Está aquí: Inicio Agentes Forestales Información al ciudadano