APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Salud Laboral

Conducción 4x4 y uso del cabrestante

 - Medidas de seguridad básicas en la conducción de vehículos todoterreno

- Técnicas de conducción

- Recomendaciones en el uso del cabrestante

- Secuencia en el uso del cabrestante

 Conducción 4x4 y uso del cabrestante
 

 MEDIDAS DE SEGURIDAD BÁSICAS EN LA CONDUCCIÓN DE VEHÍCULOS TODOTERRENO

- El puesto de conducción de un todoterreno debe ser elevado, de forma que el conductor pueda tener la mejor visibilidad de las zonas más próximas al vehículo. Al contrario que en un turismo no es necesario “mirar lejos”, sino por el contrario, poder ver lo más posible todos los ángulos de la carrocería. Por lo tanto, se debe hacer un reglaje del asiento en altura que nos proporcione la máxima visibilidad exterior y que, al mismo tiempo, nos permita tener un cómodo acceso a todos los mandos, en especial al volante, que tenemos que poder sujetar con fuerza y sin fatiga, así como el acceso a todos los mandos de la transmisión.

- Siempre es recomendable cuando se circula por caminos tener activada la tracción 4x4.

- Ante cualquier dificultad de pendiente se deben utilizar las marchas cortas (4L).

- En condiciones de pérdida de adherencia, se utilizarán los bloqueos de diferencial, que se devolverán a su posición inicial una vez salvada la situación de pérdida de adherencia, pues puede ser contraproducente y peligroso mantenerlos en situaciones de adherencia normal, como es el caso de circulación por carretera. El bloqueo de diferencial puede ponerse y quitarse sin necesidad de detener el vehículo ni pisar el embrague; si es posible se hará con la dirección recta.

- Por motivos de seguridad, hay que utilizar siempre el cinturón de seguridad, incluso circulando por pista, ya que éste nos va a sujetar frente a cualquier posible vuelco o colisión del coche.

- En situaciones de poca adherencia, como puede ser la subida o bajada de pendientes de fuerte inclinación, hay que evitar el uso del embrague. Es mejor que se cale el vehículo y hagamos uso del freno, que siempre sujetará mejor el coche, que utilizar el embrague y freno (para evitar que se cale el vehículo). Utilizando el embrague, será más difícil detener el vehículo y puede haber riesgo de perder el control del mismo y de tener un accidente. Es por este motivo que, además, en estas situaciones hay que evitar cambiar de marcha cuando discurramos en plena pendiente.

- Al coger el volante, los dedos han de quedar por fuera de éste, por si en cualquier momento y debido a algún obstáculo, se produjera algún giro violento que pudiera dañárnoslos.

 
 

 TÉCNICAS DE CONDUCCIÓN

En general, conducir con suavidad y a baja velocidad es la mejor manera de garantizar la seguridad, prevenir lesiones y prolongar la vida útil de los vehículos.

Ascenso de rampas

- Recorrer la rampa previamente a pie, si es que es la primera vez que se pretende ascender o descender. En caso de ascenso, es conveniente saber lo que hay al final de la misma, ya que es posible que lleguemos sin visibilidad y podríamos encontrar un obstáculo o una fuerte bajada al otro lado.

- Subir o bajar siempre en línea de máxima pendiente para evitar las inclinaciones laterales por el riesgo de vuelco.

- Usar las reductoras, en primera o segunda, tanto en subida como en bajada.

- Generalmente suele ser suficiente con poner la segunda velocidad en reductora, pues, aunque tiene menor potencia que la primera, sin embargo puede adquirir mayor velocidad, con lo que se adquiere un mayor impulso.

- Cuando pese a todo nos atasquemos, NO PISAR EL EMBRAGUE, es mejor dejar que el motor se cale, pisando el freno. Meter la marcha atrás sin quitar el pie del freno y sólo cuando esta correctamente engranada, arrancar sin embrague y soltar el pedal del freno, dejando que sea el motor el que nos frene suavemente durante el descenso marcha atrás, mientras que nos ocupamos únicamente de guiar la dirección para que el descenso sea en línea recta.

 

Descenso de rampas

- En los descensos no se deben tocar ni el embrague ni los frenos, es el motor el que actúa como freno. Para ello, pondremos la reductora.

- En pendientes fuertes no debemos fiarnos del freno de mano, si tenemos que bajar del coche, deberemos meter una marcha y calzarlo.

- A veces al descender una pendiente muy pronunciada, el coche tiende a cruzarse en el camino, llegando incluso a correr el peligro de volcar. Cuando nos pase esto no debemos tocar el freno sino, por el contrario, acelerar ligeramente con lo que el coche recupera la adherencia y lo podemos controlar. Si frenamos corremos el riesgo de bloquear las ruedas y perder el control del coche.

 

Vadeo

- La altura máxima de vadeo es aquella que permite al coche sumergirse en el agua sin dañar su mecánica, bien sea porque entre agua en el motor a través del filtro de aire o por afectar al encendido. Las alturas que indican las diferentes marcas suelen referirse al límite a partir del cual el agua entra dentro del habitáculo.

- Antes de iniciar un vadeo siempre hay que explorar antes a pie para averiguar la profundidad del agua y el estado del fondo.

 

Superación de zanjas

- Inspeccionar a pie y con detenimiento la profundidad y anchura de la zanja.

- Las zanjas se deben cruzar siempre en diagonal, procurando que siempre haya 3 ruedas en contacto con el terreno y evitando que se queden las 2 ruedas delanteras metidas en la zanja. Si intentamos cruzarla de frente, lo más seguro es que el parachoques delantero se quede clavado en el suelo.

- En caso de que la profundidad o anchura de la zanja sea excesiva, podemos rellenar con piedras o con la misma rueda de repuesto, para que el cruce sea más fácil.

 

Conducción sobre barro

- Conducir con suavidad para no patinar. Para asegurar la adherencia se impone la tracción integral y la reductora con una marcha larga (en tercera).

- En el caso de que haya surcos y no sean muy profundos, los podemos aprovechar como guía para las ruedas. Si son muy profundos es mejor circular por las crestas para evitar que los bajos del coche topen con el suelo.

- Si las ruedas patinan, no insistiremos en sacarlo a base de motor, intentaremos pequeños balanceos (atrás y adelante) sin hacer patinar las ruedas. Limpiaremos el terreno bajo las ruedas y colocaremos balo ellas ramas, troncos, piedras, etc… y seleccionaremos la marcha más larga posible.

 

Conducción en arena

- El principal riesgo es quedar atascado. Para evitarlo conducir con suavidad y circular con tracción total, en reductora y con la marcha más alta que admita el vehículo.

 

Conducción sobre nieve

- Evitar el uso del freno ya que se puede producir el bloqueo en las ruedas y el consiguiente derrapaje. Hay que aprovechar la capacidad de retención que ofrece el motor.

- Usar las marchas reductoras.

- Conducir con suavidad: no mover bruscamente el volante ni acelerar demasiado.

- Si la pista tiene una inclinación lateral, procurar conducir con las ruedas rectas para evitar que se culee y se patine hacia el lado inferior.

- Debemos prestar la máxima atención por si la nieve oculta una zanja o un obstáculo.

 

Conducción en rocas

- Conocer la altura libre de nuestro vehículo, para conocer el tamaño de rocas que podemos sortear libremente. En aquellas rocas que no podamos sortear ver si existe la posibilidad de pasarlas rodando con las ruedas por encima de ellas. (¡Ojo con la inclinación lateral!)

- Circular a muy baja velocidad, si es posible con reductoras para controlar más el vehículo.

 

Paso de lomos de tierra

-La mejor manera de encararlos es de frente, porque si lo hacemos en ángulo habrá un momento en que 2 ruedas opuestas en diagonal estarán en el aire y nos quedaremos sin tracción. En este caso tendremos que tener en cuenta la altura del lomo y la luz de los bajos del coche, porque podríamos quedarnos elevados en el aire.

- Asimismo, tendremos en cuenta a la hora de cruzar lomos así como en las subidas y bajadas muy pronunciadas, el ángulo de ataque y de salida, si son muy grandes rozaremos en la parte delantera o en la trasera.

 

 

 RECOMENDACIONES EN EL USO DEL CABRESTANTE

Todo el personal debe usar casco, gafas y guantes.

• El cable del cabrestante no se debe manipular nunca sin guantes debido a que puede tener filamentos que nos pueden producir cortes.

• Evitaremos que el cable se deslice sobre rocas, etc. Para ello se puede proteger, en esas zonas, con trozos de manguera de 1 m. de largo y diámetro 50 mm. seccionados longitudinalmente para poder introducir el cable en su interior.

• Se deberá enrollar el cable de manera correcta en el tambor del cabrestante. Con ello evitaremos el deterioro del cable, y mejoraremos la capacidad de tracción del mismo.

• La MÁXIMA cantidad de cable que se puede desenrollar será la que deje una VUELTA COMPLETA en el tambor del cabrestante. SIEMPRE DEBE QUEDAR COMO MÍNIMO UNA VUELTA COMPLETA en el tambor del cabrestante.

• No utilizar el cabrestante para remolcar o tirar de otro vehículo (el cabrestante está diseñado para tirar de sí mismo). Utilizaremos para ello las eslingas.

• No fijar el cabrestante directamente sobre un punto de anclaje enrollándolo sobre sí mismo. Las eslingas se utilizarán para transformar en punto de anclaje el objeto, fijo al suelo, que queramos y posteriormente se enganchará el cabrestante a la eslinga.

• En las maniobras de remolque, TODO EL PERSONAL debe estar fuera del área de influencia del mismo, para evitar el daño en caso de rotura del cable.

• La persona que maneja el cabrestante, deberá estar dentro del vehículo, con el mando, y con el capó levantado, para tener una mayor protección en caso de rotura del cable.

• Deberá colocarse encima del cable una manta pesada o chaquetón que actuará como freno, descargando toda la energía al suelo, en caso de rotura del cable.

• Durante las maniobras de tracción, la fuerza motriz debe ser aplicada con suavidad para evitar tirones en el aparejo y reducir el daño a todos los elementos del mismo.

• Dado que el motor del cabrestante se calienta con rapidez, es conveniente dejarlo descansar 1 minuto por cada 30 segundos de tracción.

• El cabrestante se usará con el motor del vehículo encendido, para no descargar la batería.

• Inspeccionar el cable del cabrestante antes y después de cada uso. SI ESTA RETORCIDO O DESHILACHADO, SE DEBERÁ SUSTITUIR. Inspeccionar también el gancho y su pasador.

• Mantener limpio todo el equipo y evitar sumergirlo en agua. Los conectores del control remoto son un elemento muy delicado, guardarlos en un lugar limpio y seco.

Conducción 4x4 y uso del cabrestante
 

 SECUENCIA EN EL USO DEL CABRESTANTE

1.- Ponerse los guantes y el casco

2.- Conectar el control remoto

3.- Liberar el gancho del cabrestante, usando el control remoto

4.- Desacoplar el embrague, llevando la palanca a la posición de desacoplar. Con esta acción salvaguardamos la batería (no intentar desacoplar el embrague con el cable bajo tensión)

5.- Tirar del cable hasta el punto de anclaje y procurar que quede tenso en el tambor

6.- Asegurar el cable al punto de anclaje por medio de una eslinga con mosquetón y fijar el gancho del cable

7.- Acoplar el embrague, girando la palanca hasta la posición a acoplar

8.- Tensar el cable utilizando el control remoto y comprobar que el cable está enrollado uniformemente alrededor del tambor. Una vez tenso, alejarse y no pasar nunca por encima de él.

9.- Comprobar el anclaje y asegurarse de que todas las conexiones estén bien fijadas

10.- Colocar una manta o chaquetón a mitad del recorrido entre el cabrestante y el punto de anclaje

11.- Avisar a todos los intervinientes antes de comenzar a tirar

12.- Comenzar a tirar con el motor del vehículo en marcha de forma lenta y constante. Asegurarse que enrolla por igual y de forma ajustada alrededor del tambor

13.- Enrollar durante unos 30 segundos, acelerando el motor y dejar descansar el mismo tiempo

14.- Cuando el vehículo pueda moverse por sí mismo, la operación habrá finalizado

15.- Bloquear el vehículo y liberar la tensión del cable

16.- Enrollar el cable acompañándole a una distancia no menor de un metro de guía-cables. Coloque el gancho en una argolla y tensar ligeramente

17.- Desconectar el control remoto y guardarlo en un sitio limpio y seco

subir

 
AddThis Social Bookmark Button
Está aquí: Inicio Agentes Forestales Salud Laboral Agentes Forestales Salud Laboral Conducción 4x4 y uso del cabrestante