Noticias sobre los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

Dos pollos de águila imperial ibérica salvados del incendio de Madrid

  • Imprimir

Fuente: El País

La zona se ha refrescado con descargas de agua y se ha impedido que el fuego quemara el pino en el que anida una pareja desde hace 20 años

Dos pollos de águila imperial ibérica salvados del incendio de MadridEl incendio que, de momento, ha quemado 3.300 hectáreas -2.500 en Madrid y 800 en Toledo- amenazaba con llevarse por delante un nido de águila imperial ibérica con dos pollos en Cenicientos, uno de los pueblos afectados de Madrid. "Hemos conseguido salvarlo en medio del desastre, el fuego se ha quedado a 100 metros. Es una nota de esperanza, porque su pérdida habría sido irreparable", explica Miguel Higueras, jefe del Servicio Operativo de los Agentes Forestales en la Comunidad de Madrid. El águila imperial, especie endémica de la península Ibérica y en peligro de extinción, anida en el mismo lugar, un pino de gran altura, desde hace unos 20 años. Si se hubiera llegado a quemar "es posible que la pareja no hubiera criado nunca más en ese lugar".

"Ayer por la noche nos dimos cuenta del peligro para los pollos cuando vimos un frente bajando hacia la zona donde se encuentra el nido, quemando sobre todo pasto y matorral, pero sin afectar a los árboles", describe Higueras. No pudieron actuar en ese momento, porque el área es de difícil acceso y los medios aéreos solo se pueden emplear de día. Coordinados con el jefe de Bomberos y con técnicos de la Comunidad de Madrid comenzaron a descargar agua en los alrededores del nido cuando amaneció. "La actuación se está llevando a cabo con helicópteros, porque lanzar agua desde los hidroaviones, con más litros, podría haber arrasado el nido. Este método es más complicado y requiere más técnica". De esa forma se consiguió refrescar la zona, que continúa muy caliente por lo que se siguen realizando descargas puntuales. "La especie es una de las joyas de la biodiversidad, de ahí lo importante de la actuación", advierte Higueras. 

La pareja de águila imperial permanece al lado de sus pollos y les continúan alimentando. "Tienen una gran querencia por sus crías y el lugar donde habitan y no les abandonarían a no ser que la situación fuera irreversible", explica Juan Carlos del Moral, responsable de especies de SEO/BirdLife. El entorno se encuentra dentro de una de las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) más importantes para muchas especies en Madrid. "Habrá que esperar para comprobar si se pierde alimentación en la zona, muy rica en conejo", añade Del Moral. La opción de trasladar el nido es imposible, se perdería "porque ellos identifican ese punto como el de cría y no otro".

Para llevar a cabo una evaluación de otras aves que pudieran haberse visto afectadas (azores, águilas calzadas, milanos...) y de las que no se conoce exactamente donde anidan, es necesario conocer cuál es el alcance final del incendio. "Aunque la mayoría de los pollos no se verán afectados, porque ya han abandonado el nido". En cuanto al buitre negro, otra especie protegida, existe una colonia en las Rozas de Puerto Real, pero el incendio no la ha alcanzado.

El director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Luis del Olmo, confía en que existan isletas dentro del perímetro quemado que se hayan salvado. Aunque es una zona de gran interés ecológico, el desastre habría sido mayor si hubiera llegado al monte de San Martín de Valdeiglesias, donde existen buitreras. "Habría generado un gran problema", puntualiza. El Gobierno regional conoce la situación de cada uno de los lugares de anidamiento de la especie en la comunidad, que cuenta con 71 parejas, el 12% de toda la población reproductora que existe.

AddThis Social Bookmark Button