APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Noticias sobre los Agentes Forestales y Medio Ambientales en España Salud Laboral

Salud Laboral de los Agentes Forestales

Las funciones y amplitud de tareas que realizan en el medio natural madrileño los agentes forestales hace necesario conocer como enfrentarse a un riesgo biológico como la gripe A, afrontar los incendios forestales, auxilio de accidentados en el medio natural o zonas de difícil acceso, etc., protegiendo su salud laboral y la de los demás.

La Salud Laboral es promover y proteger la salud de las personas en el trabajo evitando todo aquello que pueda dañarlas y favoreciendo todo aquello que genere bienestar tanto en el aspecto físico como en el mental y social.

Leer más...

Que es un Plan de Prevención de Riesgos Laborales

La Ley de referencia en materia de salud laboral es la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales. En su artículo 14 establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Para cumplir ese deber de protección el empresario debe aplicar un Plan de Prevención de los Riesgos Laborales.
Este Plan de Prevención de Riesgos Laborales es la herramienta a través de la cual se integra la actividad preventiva de la empresa en su sistema general de gestión y se establece su política de prevención de riesgos laborales.

El Plan de Prevención de Riesgos Laborales habrá de reflejarse en un documento que deberá incluir la estructura organizativa, las responsabilidades, las funciones, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos necesarios para la realizar la acción de prevención de riesgos en la empresa en los términos que reglamentariamente se establezcan.

Los instrumentos esenciales para la gestión y aplicación de dicho Plan de Prevención son la Evaluación de Riesgos Laborales y la Planificación de la Actividad Preventiva.

Los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid tenemos un Plan de Prevención de Riesgos Laborales que puedes consultar en tu sindicato. Se creó en enero del 2.006 y fuimos el primer colectivo de la Comunidad de Madrid en tener uno propio.

Su contenido es el siguiente:

1. Objeto del Plan

2. Alcance

3. Política preventiva

4. Organización de la Prevención

5. Funciones y responsabilidades

6. Procedimientos

6.1 De acceso a la información preventiva

6.2 Para la realización de la Evaluación de Riesgos

6.3 Para planificar la Actividad Preventiva

6.4 Para la formación

6.5 Para la notificación e investigación de accidentes de trabajo

6.6 Para la realización de la Vigilancia de la Salud

6.7 De adaptación de funciones de puesto de trabajo

7. Conclusiones

8. Anexos

 

RECUERDA: La normativa de prevención de riesgos laborales también afecta a las cuadrillas forestales, retenes, servicios de limpieza… Cualquier anomalía se la puedes comunicar al Director de Obra.

Que es una Evaluación de Riesgos Laborales

La Evaluación de los Riesgos Laborales es el proceso dirigido a estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse, obteniendo la información necesaria para que la Administración en este caso, esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y, en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse.

El resultado es un documento en el que se:

1.- Identifican los riesgos laborales a los que estas expuesto en tu trabajo

2.- Se evalúan

3.- Se determinan las medidas preventivas necesarias para eliminar o reducir y controlar dichos riesgos

Este documento surge de la visita a tu comarca de la persona que realiza la Evaluación de Riesgos. Viene del Servicio de Prevención de la Comunidad de Madrid y estará acompañada por los Delegados de Prevención y representantes de la Administración.

En ese día es importante tu presencia y que le cuentes todo aquello que pueda suponer un riesgo laboral, tus dudas e inquietudes, pues el documento que elaborará es el que va a obligar a la Administración a que lo cumpla. Todo lo que no esté en ese documento, va a depender de la voluntad de tus gestores de realizarlo.

La última Evaluación de Riesgos Laborales es de diciembre del año 2.011, la cual tienes a tu disposición en el “Sharepoint” para consultarla.

La Evaluación de Riesgos Laborales viene recogida en el artículo 16 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y en el Capítulo II del Real Decreto 39/1997 por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

 

RECUERDA: Las medidas preventivas que surgen de la Evaluación de los Riesgos Laborales, deben llevar un seguimiento continuo por parte de la Administración para asegurar su efectiva ejecución.

Que es una Planificación de la Actividad Preventiva

A partir de la visita que se hizo a tu Comarca surgió el documento Evaluación de los Riesgos Laborales, donde primeramente se identificaron los riesgos, luego se evaluaron y por último se establecieron las medidas preventivas necesarias para eliminar o reducir y controlar dichos riesgos.

Dichas medidas son objeto de planificación por la Administración, de manera que se plasma en un documento:

1- Todas las medidas preventivas a adoptar

2- El plazo para llevarlas a cabo

3- La designación de los responsables

4- La designación de los recursos humanos y materiales necesarios para su ejecución

La Administración debe asegurarse de la efectiva ejecución de las actividades preventivas incluidas en la Planificación, efectuando para ello un seguimiento continuo de la misma.

La Planificación de la Actividad Preventiva la puedes consultar en el “Sharepoint”.

Si quieres saber más puedes consultar el artículo 16 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y el Capítulo II del Real Decreto 39/1997 por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

 

RECUERDA: Las medidas preventivas a adoptar para reducir los riesgos laborales, las puedes consultar en el documento Evaluación de los Riesgos Laborales o en el documento Planificación de la Actividad Preventiva.

Que es un Delegado de Prevención

Los Delegados de Prevención son los representantes de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos en el trabajo.

Son competencias de los Delegados de Prevención:

1.- Colaborar con la dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva.

2.- Promover y fomentar la cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

3.- Ser consultados por el empresario, con carácter previo a su ejecución, acerca de las acciones que puedan tener efectos sobre la seguridad y la salud de los trabajadores.

4.- Ejercer una labor de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

En el ejercicio de dichas competencias, los Delegados de Prevención están facultados para entre otros:

1- Acompañar a los técnicos en la evaluación de los riesgos laborales y a los inspectores de   trabajo en sus visitas de verificación

2- Tener acceso a la información y documentación necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

3- Realizar visitas a los lugares de trabajo para ejercer una labor de vigilancia y control del estado de las condiciones de trabajo.

4- Recabar del empresario la adopción de medidas de carácter preventivo y para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, pudiendo a tal fin efectuar propuestas al empresario, así como al Comité de Seguridad y Salud para su discusión en el mismo.

Si quieres saber más, la Ley 31/1.995 de Prevención de Riesgos Laborales en sus artículos 35, 36 y 37 regula la figura del Delegado de Prevención.

 

RECUERDA: El Delegado de Prevención tiene competencias para ejercer una acción de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales. Además, debe sigilo profesional respecto a las informaciones a que tuviese acceso como consecuencia de su actuación.

Que es el Comité de Seguridad y Salud

La Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno tiene constituido un Comité de Seguridad y Salud.

El Comité de Seguridad y Salud es el órgano paritario y colegiado de participación destinado a la consulta regular y periódica de las actuaciones de la administración en materia de prevención de riesgos.

El Comité está formado por los Delegados de Prevención, de una parte, y por la administración y/o sus representantes en número igual al de los Delegados de Prevención, de la otra.

El Comité de Seguridad y Salud está amparado por los artículos 38 y 39 de la Ley 31/1.995 de Prevención de Riesgos Laborales, en el que se establecen las siguientes competencias:

1.- Participar en la elaboración, puesta en práctica y evaluación de los planes y programas de prevención de riesgos en la empresa.

2.-  Promover iniciativas sobre métodos y procedimientos para la efectiva prevención de los riesgos, proponiendo a la empresa la mejora de las condiciones o la corrección de las deficiencias existentes.

En el ejercicio de sus competencias, el Comité está facultado para:

1.- Conocer directamente la situación relativa a la prevención de riesgos en el centro de trabajo, realizando a tal efecto las visitas que estime oportunas.

2.- Conocer cuantos documentos e informes relativos a las condiciones de trabajo sean necesarios para el cumplimiento de sus funciones, así como los procedentes de la actividad del servicio de prevención, en su caso.

3.- Conocer y analizar los daños producidos en la salud o en la integridad física de los trabajadores, al objeto de valorar sus causas y proponer las medidas preventivas oportunas.

4.- Conocer e informar la memoria y programación anual de servicios de prevención.

 

RECUERDA: El Comité de Seguridad y Salud está facultado para conocer y analizar directamente la situación relativa a la Prevención de Riesgos Laborales y proponer, en su caso, las medidas preventivas oportunas.

Que es un accidente de trabajo y una enfermedad profesional

Accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o a consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena.

Esta definición legal se refiere tanto a las lesiones que se producen en el centro de trabajo como a las producidas en el trayecto habitual entre éste y el domicilio del trabajador: estos últimos serían los accidentes llamados "in itinere".

El accidente de trabajo es el indicador inmediato y más evidente de unas malas condiciones de trabajo y dada su frecuencia y gravedad, la lucha contra los accidentes es siempre el primer paso de toda actividad preventiva. Se calcula que los accidentes representan alrededor del 10% de la mortalidad derivada del trabajo.

Los accidentes, por muy inesperados, sorprendentes o indeseados que sean, no surgen por casualidad. Son consecuencia y efecto de una situación anterior, en la que existían las condiciones que hicieron posible que el accidente se produjera. Siempre hay unas causas de carácter natural, no misteriosas o sobrenaturales, y aunque a veces cueste encontrarlas, no debemos echar la culpa a "la mala suerte" o resignarnos, pues de esa manera no es posible prevenir que vuelvan a aparecer y den lugar a nuevos accidentes.

La "Seguridad en el Trabajo" es el conjunto de técnicas y procedimientos que tienen por objeto eliminar o disminuir el riesgo de que se produzcan los accidentes de trabajo.

Las enfermedades profesionales  representan otra parte importante del daño a la salud producido por los riesgos laborales, aunque al no aparecer de forma inmediata su relación con el trabajo puede pasar inadvertida, por lo que muchas suelen catalogarse como "enfermedad común".

Para que una enfermedad se reconozca como profesional, la legislación suele requerir una relación específica e indiscutible con el trabajo. La enfermedad profesional, según el artículo 116 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, la define como "toda aquella contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena, en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se aprueba por las disposiciones de aplicación y desarrollo de la ley, y que estén provocados por la acción de los elementos o substancias que en dicho cuadro se indique para toda enfermedad profesional". El cuadro de enfermedades profesionales vigente en la actualidad fue aprobado por el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Si una enfermedad está recogida en el cuadro de enfermedades profesionales se da por demostrado su origen laboral. Ahora bien, cuando no es así pero creemos que una enfermedad está relacionada con el trabajo, hay que poner en evidencia los factores laborales que la han condicionado. Esto no siempre es fácil y mucho menos en casos individuales. Por eso la relación entre salud y trabajo suele hacerse más evidente cuando estudiamos la incidencia de enfermedades en un colectivo de trabajadores/as.

Sin embargo, la mayor parte de las dolencias que afectan a la salud de las personas en su trabajo raramente se deben a una sola causa y generalmente están relacionadas tanto con factores laborales como extralaborales (p.e. lumbalgias). Por ello resulta cada vez más difícil catalogarlas como enfermedad profesional en el sentido tradicional del término.

Las enfermedades contraídas como consecuencia del trabajo y que no estén contempladas como enfermedades profesionales serán consideradas, a efectos legales, como accidentes de trabajo.

Tal como están las cosas actualmente, parece mas importante saber si un determinado trabajo tiene algo que ver con la aparición de una enfermedad que decidir si dicha enfermedad se debe única y exclusivamente al trabajo. Esto además, es lo que nos permite conocer, qué factores o condiciones de trabajo influyen negativamente en la salud de los trabajadores y trabajadoras para eliminarlos o controlarlos, es decir, para hacer prevención.

Si se produce un daño y éste es catalogado como accidente de trabajo o enfermedad profesional, el trabajador/a afectado tiene derecho, además, a unas indemnizaciones económicas especiales que se regulan en la Ley General de Seguridad Social.

Otras patologías derivadas del trabajo

Existen otros factores de riesgo laboral que no ocasionan un daño para la salud de forma directa, sino que causan efectos negativos en un momento en concreto o largo plazo. Pueden materializarse en dolencias profesionales. Tienen graves repercusiones, no solo en la salud y bienestar, sino también sobre el rendimiento, la calidad del trabajo, etc…

Se originan entonces las patologías del estrés laboral, carga mental, síndrome del quemado o burnout, acoso psicológico o mobbing…

 

RECUERDA: La prevención en salud laboral no se reduce sólo al ámbito tradicional de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, sino que incluye también las enfermedades relacionadas con el trabajo.

Que es la Segunda Actividad y los Servicios Complementarios

La Segunda Actividad es una situación a la que pasaría el Agente Forestal que tenga disminuida su capacidad, bien por enfermedad o bien por razón de edad, para realizar tareas operativas de intervención directa en incendios forestales y funciones propias de policía.

La Segunda Actividad garantizaría una adecuada aptitud física y psíquica del personal del Cuerpo de Agentes Forestales mientras sus miembros permanezcan en activo, velando por la seguridad de los mismos y por la eficacia en la prestación del servicio.

Sin un desarrollo reglamentario de la Segunda Actividad, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) tiene las manos libres para actuar de oficio y prejubilar forzosamente a todos aquellos Agentes Forestales que no se encuentren en condiciones idóneas para realizar labores de intervención como consecuencia de un accidente, de una enfermedad o por razón de edad.

Los Servicios Complementarios es la situación en la que el funcionario pierde la capacidad de llevar a cabo una parte significativa de las funciones encomendadas, y realizaría cometidos para los que pudiera resultar adecuado siempre que se correspondan con su categoría, nivel de titulación y aptitudes, previo, en su caso, el correspondiente curso de formación. Dichos servicios se realizarían en plazas asignadas al Cuerpo de Agentes Forestales y conllevarían la oportuna adecuación proporcional del percibo del complemento específico.

RECUERDA: Con la Segunda Actividad no se pierde dinero, pero con los Servicios Complementarios si.

Que es un Equipo de Protección Individual (E.P.I)

Es cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

¿Qué debe cumplir?

Las exigencias esenciales de salud y seguridad aplicables al diseño y a la fabricación de los EPI se definen en el Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual.

Con la colocación del marcado CE el fabricante declara que el EPI se ajusta a las exigencias indicadas en los citados Reales Decretos.

Si además las siglas CE van seguidas de un número de cuatro dígitos significa que el equipo es de Categoría III.

La Categoría I es para riesgos mínimos, la Categoría II para riesgos de grado medio o elevados y la Categoría III para riesgos de consecuencias mortales o irreversibles.

Con el equipo se debe suministrarán folleto informativo en el que se referenciarán y explicarán claramente los niveles de protección ofrecidos por el equipo, el almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento y, en su caso, las sustituciones necesarias, etc.

Las exigencias mínimas relativas a la elección y utilización de los EPI se fijan en la Directiva 89/656/CEE de 30 de noviembre, transpuesta al ordenamiento español por el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual.

Tipos:

- Equipos de Protección Individual para la lucha contra incendios forestales.

- Equipos de Protección Individual contra la radiación solar.

- Equipos de Protección Individual para prevención contra la gripe aviar ó riesgo biológico.

Qué hacer en caso de accidente o enfermedad

 1.- Actuación en caso de accidente de trabajo

2.- Actuación en caso de enfermedad profesional

3.- Tramitación de baja laboral por accidente de trabajo y/o enfermedad profesional

4.- Tramitación de baja laboral por enfermedad común y accidente no laboral

5.- Servicios de urgencias

6.- Asistencia en otras Comunidades Autónomas

7.- Prestaciones económicas

8.- Parte de asistencia sanitaria por accidente

9.- Retribuciones económicas en caso de accidente o enfermedad

 

Fuente: Unidad de Prestaciones Asistenciales de la Comunidad de Madrid (UPAM)

 

 1.- ACTUACIÓN EN CASO DE ACCIDENTE DE TRABAJO

1.- Una vez producida la lesión del accidente de trabajo, el empleado público lo comunicará al responsable inmediato de su centro de trabajo (Servicio de Formación, Telf.: 91 276 04 72, fax: 91 799 56 29)  quien remitirá a la Subdirección General de Personal (preferiblemente por fax: 917208757) el documento “Comunicación interna de accidente de trabajo" . Es muy importante que este documento este cumplimentado en todos sus apartados.

Simultáneamente, la dirección del centro de trabajo efectuará las notificaciones administrativas que la normativa vigente establece para los supuestos de accidente de trabajo y a los que se accede desde la aplicación SIRIUS, opción Incapacidad Temporal.

2.- El empleado público acudirá al centro de urgencia más próximo (Buscador de centros de atención sanitaria) para recibir exclusivamente asistencia médica, no siendo necesaria la presentación de los documentos anteriormente citados.

3.- El empleado público deberá acudir a los Servicios Médicos de las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60 o al Servicio Médico de Empresa, si lo hubiese, en donde deberá presentar el informe médico del centro de urgencia en el que ha sido atendido y  el documento de asistencia (comunicación interna de accidente de trabajo), para poder realizar los trámites de la baja laboral, si procede y para comenzar con el seguimiento de su patología.

Finalmente, si la lesión diagnosticada en la urgencia es una lesión leve que no precisa de una baja médica pero que, sin embargo, sí requiera un tratamiento o algún tipo de seguimiento por parte un especialista, el empleado público no necesitará disponer de un volante para acudir a cualquiera de dichos facultativos especialistas del Cuadro Médico.

 

 2.- ACTUACIÓN EN CASO DE ENFERMEDAD PROFESIONAL

En aquellos casos en los que un empleado público tenga indicios, bien por sus propios antecedentes familiares o bien por que su médico de atención primaria o su médico especialista le indique que puede ser objeto de una enfermedad profesional, se deberá de poner en contacto con el Servicio Médico de las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta (en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60) para transmitir su sospecha, así como para ser citado y estudiado con la finalidad de dictaminar si su patología se ajusta o no a esta contingencia.

 

 3.- TRAMITACIÓN DE UNA BAJA LABORAL POR ACCIDENTE DE TRABAJO y/o ENFERMEDAD PROFESIONAL

Baja Laboral

En el caso de que el médico que preste la asistencia al accidentado estime procedente la baja laboral, el empleado público se pondrá en contacto con el Servicio Médico de las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60, para la emisión del correspondiente parte de baja.

En caso de que la UPAM reconozca la baja por accidente de trabajo, el trabajador deberá presentar en la Subdirección General de Personal los partes médicos de baja, confirmación y alta para su trámite ordinario.

Los partes de confirmación se recogerán cada 7 días hasta la emisión del parte de alta.

Del parte de confirmación de baja laboral, el empleado recibirá 2 copias, una para el interesado y otra para la empresa, la cual será entregada al responsable inmediato de su centro de trabajo en un plazo de 3 días, contados a partir de la expedición del parte de confirmación.

El alta se entregará la copia para la empresa al responsable inmediato de su centro de trabajo en las 24 horas siguientes a la expedición del parte de alta.

 

Nota de interés

En el caso de no poder acudir personalmente, pueden realizar estas gestiones a través de un familiar o de una persona en quien se delegue.

No obstante, si tiene cualquier duda, podrá ser atendido en las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, de lunes a viernes, en horario de 8.00 a 15.00 horas en los siguientes teléfonos: 91 580 53 29, 91 580 09 69 y 900 70 50 60.

 

 4.- TRAMITACIÓN DE BAJA LABORAL POR ENFERMEDAD COMÚN Y ACCIDENTE NO LABORAL

- Baja Laboral

En el caso de que su médico de Medicina General expida una baja laboral, el trabajador recibirá 2 copias: una para el interesado y otra para la empresa que entregará al responsable inmediato de su puesto de trabajo en un plazo de 3 días, contados a partir del día de expedición del parte de baja.

- Confirmación de Baja Laboral

En el caso de que el médico que le extendió la baja confirme la misma, solicite (usted directamente o un familiar) el parte de confirmación de baja médica:

Parte primero:

Al 4º día de producirse la baja contado desde el día de la baja

Posteriores

Cada 7 días, hasta el alta médica

El trabajador recibirá 2 copias: una para el interesado y otra para la empresa que entregará al responsable inmediato de su puesto de trabajo en un plazo de 3 días, contados a partir del día de expedición del parte.

Alta Médica

Cuando el facultativo extienda el parte de alta médica, el trabajador recibirá 2 copias: una para el interesado y otra para la empresa que entregará al responsable inmediato de su puesto de trabajo en las 24 horas siguientes a la expedición del parte.

 

Nota: En el caso de no poder acudir personalmente, pueden realizar estas gestiones a través de un familiar o de una persona en quien se delegue. No obstante, si tiene cualquier duda, podrá ser atendido en las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60.

 

 5.- SERVICIOS DE URGENCIA

Cuando un trabajador sufra un accidente de trabajo, para poder recibir la correspondiente asistencia sanitaria inmediata podrá acudir:

- A cualquier Centro de Salud u Hospital Público perteneciente al SERVICIO MADRILEÑO DE SALUD. Buscador de centros de atención sanitaria

- A los Hospitales Privados Concertados que se indican a continuación:

28006 MADRID

SANATORIO NTRA. SRA. DEL ROSARIO

Castelló, 80 - 28006 Madrid

Tfno. 91 431 38 29

 

28008 MADRID

CLÍNICA MONCLOA

Avda. de Valladolid, 83

Tfno. 91 595 71 00

 

28015 MADRID

HOSPITAL MADRID

Pza. del Conde del Valle de Suchil, 16

Tfno. 902 08 86 80

 

28023 MADRID

HOSPITAL NISA PARDO ARAVACA

La Salle, 12 (Aravaca – Madrid)

Tfno. 91 512 90 00

 

28050 MADRID

HOSPITAL DE MADRID NORTE SANCHINARRO

Oña, 10 – 28050 Sanchinarro –(Madrid)

Tfno. 902 10 74 71

 

BOADILLA DEL MONTE

HOSPITAL MADRID MONTEPRÍNCIPE

Avda. de Montepríncipe, 25 – 28660 Boadilla del Monte (Madrid)

Tfno. 902 52 30 30

 

TORRELODONES

HOSPITAL DE MADRID TORRELODONES

Avda. Castillo Olivares, s/n – 26250 Torrelodones (Madrid)

Tfno. 902 08 85 90

 

 6.- ASISTENCIA EN OTRAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Si debido a la actividad laboral se sufre un accidente en otra comunidad autónoma, el empleado público será atendido en el lugar correspondiente, ya sea público o privado.

El abono de los gastos de asistencia se realizará de las siguientes formas:

1. Podrán ser abonados por el propio empleado público quien, posteriormente podrá   solicitar el reintegro de gastos el las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60.

2. El empleado Público podrá comunicar esta situación a las Oficinas de la Pza. Conde del Valle de Suchil 20, 1ª planta, en horario de 8:30 a 14:30 h. de lunes a viernes, teléfono 900 70 50 60, desde el lugar en que está siendo atendido, de forma que desde dichas oficinas se pongan en contacto con el centro sanitario para que se le remitan las facturas.

 

 7.- PRESTACIONES ECONOMICAS

1.- Gastos de desplazamiento en medios extraordinarios que pudieran requerir los empleados públicos en caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, siendo preceptivo que se prescriban por el facultativo que extiende la baja.

2.- Gastos por material ortoprotésico u otro material prescrito por el facultativo, que se abonarán previa aportación de los Informes médicos donde ha sido atendido, documento con la prescripción médica, factura del gasto realizado, tarjeta sanitaria y NIF.

3.- Asistencia por el especialista concertado o reintegro de gastos en los supuestos de lesión bucodental producida por accidente de trabajo o enfermedad profesional.

4.- Asistencia farmacéutica: la asistencia farmacéutica prestada en centros públicos quedará incluida dentro de los costes de asistencia sanitaria que se procederá a facturar a UPAM. Cuando se trate de asistencia recibida en centros privados el gasto farmacéutico será abonado por el empleado y UPAM le reintegrará su coste previa aportación documental del mismo.

Buzón de sugerencias y reclamaciones: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 8.- PARTE DE ASISTENCIA SANITARIA POR ACCIDENTE

Comunicación interna de accidente de trabajo

 

 9. RETRIBUCIONES ECONÓMICAS EN CASO DE ACCIDENTE O ENFERMEDAD

El Real Decreto-ley 20/2012 aprobó las prestaciones económicas previstas para la situación de incapacidad temporal (I.T) del personal incluido en el Régimen General de la Seguridad Social. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid las mejoró y complementó quedando del siguiente modo:

*Desde el día 1º al 3º se cobrará el 50% de las retribuciones del mes anterior al de causarse la incapacidad.

*Desde el día 4º al 20º se cobrará el 75% de las retribuciones del mes anterior al de causarse la incapacidad.

*A partir del día 21 se cobrará el 100% de las retribuciones del mes anterior al de causarse la incapacidad.

*En el caso de hospitalización con intervención quirúrgica, se cobrará desde el primer día el 100% de las retribuciones del mes anterior. Debe quedar para ello, acreditado la existencia de hospitalización y/o intervención quirúrgica dentro de los 20 días siguientes al inicio de la incapacidad laboral, ya que los partes de incapacidad temporal (I.T) no identifican la causa de la misma por la protección de datos.

*En el caso de accidente laboral o enfermedad profesional (contingencias profesionales), se cobrará desde el primer día el 100% de las retribuciones del mes anterior.

subir